O los libros de lo inevitable

Friday, April 07, 2006

Zárraga

Gracias al del intelecto femenino por hacerme recordarla...

3 comments:

Mina said...

Arriba las viejas, chingada madre!!
El problema es que, al menos yo, no logramos ejercer ese poder sobre los hombres, ese no me importas y te tengo en mis manos... A veces, por qué no decirlo, me encantaría lograrlo.
Lástima que sea demasiado sensible para llevarlo acabo, lástima que me entregue con todo y, después, me desmorone por entregar el alma a la persona equivocada... Aplaudo a todas las mujeres que logran tener el control y la cabeza fría para tener lo que quieren...

Carr said...

Hemos vuelto, un segundo después de lo necesario. No somos payasos, ni mimos, ni siquiera ancianos travestidos que se pasean con el velo de novia de sus esposas muertas.
Somos lo que permanece en el fondo del vaso, los restos manoseados de lo que alguna vez inspiró.
Somos aquellos que se mecen abrazando sus rodillas; los que pasan un pañuelo por su frente para limpiar el sudor de la monotonía.
No nos pongan de rodillas porque nos acostumbraremos; no dejen que estemos cerca porque seguramente las vamos contagiar.

astronomi domine said...

altamente y profundamente en el extrañar de las palabras hoy puedo mencionar que en las noches se puede comprender la muerte y la vida y ahora quiero decir y mirar hacia una ruina de nuestra existencia para mirarnos a los ojos para sentir que la consciencia nos aborda hasta el fin de los tiempos....