O los libros de lo inevitable

Friday, August 18, 2006

A elegir

Posibles razones por las cuales un hombre que mira insistentemente a una mujer en el metro le enseña la lengua de forma sorpresiva:

a)Es un psicólogo social que realiza pruebas experimentales en seres casi inanimados
b)Posee el código secreto de una organización antiletristas que se ha expandido por todo el país y ahora marca a la mujer mostrándole la lengua para que al salir del subterráneo le rompan una por una las páginas de los libros que trae bajo el brazo y depués le entierren clips desenrrollados en los puntos energéticos de su cuerpo, según los hindúes, para inmovilizarla mientras le leen poemas de Alfonsina Storni con un altavoz frente a una pantalla que corre una cinta acerca de las pinturas de Marta Chapa.
c)Es un antropólogo social que ha venido del norte de la Cochinchina en donde mostrar la lengua quiere decir: Te quiero coger.
d)Es un antropólogo social que viene de las Islas Coock, lugar en donde aprendió que se saluda a la gente mostrando la lengua.
e) Es un ser altruista que no soporta ver a la gente sufriendo y les muestra la lengua para que se olviden de sus problemas y empiecen a pensar ¿por qué me habrá enseñado la lengua este cabrón?
f) Es un extraterrestree que como en Men in black se oculta bajo la fisonomía de un hombre y justo en el momento en que su disfraz se desacomoda y se relajan los músculos de la lengua la mujer voltea y le parece haber visto que le enseña la lengua.
g) O se cree muy gracioso el hijo de su puta madre, piensa que estar parada 15 minutos en una estación me tiene de buenas y voy reirme de sus idioteces.
Hagan sus apuestas ante este suceso inexplicable.

7 comments:

Verloc said...

Elijo todas y no me quedo con ninguna; las desecho por increíbles y cotidianas; por científica y abruptas; porque una lengua de fuera siempre me remite a mi viejo perro que duerme con su lengua colgando.Quizá sólo haya sido un intento, fallido, de convocar a la risa, de trasponer el límite de los microcontactos que la vida nos dosifica.
Aunque pudo ser sólo una forma de llamar tú atención, lo quieras o no pocas veces pasas desapercibida.

ex Acuario said...

asch, que hueva me da el tal verloc

J. Roberto Cruz-Arzabal said...

prefiero pensar que trataba de conquistarte imitando a los perritos del anuncio de Pedigree cuya lengua está de fuera con un bigote de leche... dicen que cuando yo tenía cerca del año me la pasaba con la lengua de fuera, también podría ser un imitador de tu servidor... (por cierto, a mi también me pareció algo pesado verloc)

Chica con ojos de ayer said...

Que risa.
Pero tengo dos peguntas muy importantes, de verdad importantes (porque conosco a una persona que acostumbra hacer eso y me da miedo que haya más):
1.-¿El sujeto es flaco, alto, cabello largo negro, nariz grande y cara de pacheco?
2.- Dijo: "Tengo que llegar por mi hija a su escuela y ya voy tarde¡¡¡.
Porque si es así sé de quien se trata.

Besos y abrazos
Ciao

ceguera marchando said...

AAyy ¡pinche Verloc y sus momentos de racionalidad! jeje, creo que su propósito en la vida (al menos en estos momentos) es el asco por las causalidades. Bueno, los publicistas dicen que la difusión del producto se logra por aversión o identificación, en este caso, Verloc logró darme el comentario del ex acuario (al cual, por cierto, se le sigue extrañando letra por letra)

Los anuncios de Pedigree ¡qué tierno! tal vez sí era un imitador suyo mi querido Roberto.

Y Vi, estaría menos intrigada si hubiera tenido cara de pacheco y un discurso absurdo, pero no, el hombre usaba traje sastre, el pelo muy corto y engominado (como de unos 45 años) bigote (yiiaacc) y era blanco, casi románticamente pálido, como un tísico.
Y yo una pregunta para ti ¿sabes por qué tu conocido lo hace?

EL PÁVIDO NÁVIDO said...

oye nena... ¿y si de casualidad se enteró que en tu otra vida fuiste doctora? como doctor queen la mujer que cura o doogie hauser médico. quizá sufría de cierta gripe como yo la semana pasada y precisaba de una persona guapa e inteligente que le diagnosticara su pronta muerte.
¡chin! otra vez mi falta de civilidad y mi lengua de fuera.
Mil besos (como en la canción de Ema Elena Valdelamar)
El P.N.

El Gran Jesus said...

Jajajajajajaja, me trajo buenos/malos/extraños recuerdos. ¡en la prepa mi manera de "coquetear" era hacer gestos! y una chava si me los regresaba, a media clase de geografía (la maestra era prácticamente ciega) Era bien divertido. Por otro lado, así traté de conquistar a mi pareja actual y casi me deja de hablar en su momento... si yo fuera el sujeto te diría con toda seguridad que solo trataba de llamar tu atención.