O los libros de lo inevitable

Thursday, January 25, 2007

Crisis espiritual, después del aumento a la tortilla

Es fácil recurrir a Matt Groeninga para aliviar mis penas y dolores de cabeza. Futurama es un compendio de sabiduría. En estos tiempos de crisis espiritual he hallado argumentos por demás convincentes, el problema es que sólo es cuestión de elegir (eso siempre es complicado). Estas son las opciones:
Me olvido del Yo y camino de la mano de Buda:
El budismo me ha interesado durante mucho tiempo: el budismo te permite acceder a una religión sin tener fe. Es una religión que que tan sólo propugna el conocimiento. Te enseña que no somos sino compuestos, que esos compuestos se disuelven, que no tienen realidad, te demuestra tu irrealidad y después te dice: ahora, saca las consecuencias. [...] Incluso ahora estoy de acuerdo con todas las observaciones negativas del budismo: no somos reales, todo son mentiras, todo es falsa ilusión... Pero la vía que propugna el budismo me resulta inaccesible. La renuncia al deseo, la destrucción del yo, la victoria sobre el yo. Si sigues apegado a tu yo, el budismo es una imposibilidad. [...] Pero la visión de Buda sobre la vejez, sobre la muerte, sobre el sufrimiento, es una experiencia que he vivido y que vivo. Es mi realidad cotidiana. [...] Pero cuando Buda dice: "Ahora hay que renunciar al deseo, triunfar sobre el yo", no puedo. Y no puedo porque he vivido en la literatura, todo lo que he escrito, y todo lo que he apreciado de la literatura, en el fondo, gira en torno a mí, ya sea mi yo o el yo en general.
Conversación con Léo Gillet. [1982] Cioran.
Me voy a vivir a la isla Rook:
En la isla Rook, entre Nueva Guinea y Nueva Bretaña, cuando acontece alguna desgracia todo el pueblo corre a reunirse y gritando, maldiciendo, dando alaridos y pegando al aire con estacas, echan echan al demonio que se supone ser el autor de la desventura. Desde el sitio en que ocurrió la desgracia van echando al mal, paso a paso, y cuando llegan a la orilla, redoblan sus vociferaciones y sus golpes con objeto de expulsarle de la isla. El diablo se retira generalmente al mar.
La rama dorada. George James Frazer
[podría hacerse lo mismo en las marchas, el problema es que no hay mar cerca. Dice Frazer que los nativos de Nueva Bretaña, cuando hay desgracias en su pueblo, salen con palos encendidos y corren por la isla hasta que amanece. Eso me recuerda ciertos rituales en ciertas playas donde ciertas personas se ponen pachecas]
Convenzo a la gente de que el calor no es por el sobrecalentamiento y el efecto invernadero sino por la canícula y (como ya empezaron algunas mujeres que protestan en reforma) nos encueramos todos so pretexto de que nos ha picado el bicho de la locura (en realidad es una araña) Esto se creía en el renacimiento y parece que la mejor manera de solventar esta crisis es regresando a los buenos hábitos. No me acuerdo quién demonios documenta eso, creo que es Foucault. Agradecería que alguien me diga que no lo soñé [todas las respuestas de la interne' son fresas]
Me vuelvo como el Arjuna [o como San Francisco, sin la lluvia de flores y el clamor de los címbalos] del Mahabarata:
Aquél guerrero de gran corazón se sintió atraido por tan deliciosa selva y resolvió someter ahí su energía indomable a una terrible penitencia.
Se visitó con un traje tosco, que recubrió con una piel de antílope, tomó un cayado y se alimentó con hojas secas. Pasó el primer mes comiendo solamente alguna fruta cada tercera noche; en el segundo mes no comió más que una fruta cada seis días; en el tercero triplicó ese intervalo; y cuando llegó el cuerto mes, el hijo de Pandú no tuvo más que el aire por alimento. Entonces con los brazos extendidos y levantados en alto, sin apoyo alguno, se sostuvo descansando solamente en la extremidad del dedo grueso de un solo pie.
--------------------
O simplemente y para no complicar las adaptaciones posmo, someteré a mi crisis a una pedota, necesaria, después de un mes tan crítico. Todos pueden ver como fracasa una vez más mi intento de ser espiritual.

5 comments:

Captain Grünch said...

ah, ya no te emborraches
no creas que lo digo por tu salud y esas cosas que dicen en la radio. lo digo porque pinche alcohol sale bien pinche caro...
además siempre has sido agnóstica; bueno esa impresión me da. ¿qué tiene de malo pensar en ti y en los demás?

Captain Grünch said...

¿oye ya viste el capítulo de futurama en que Bender conoce a dios?

El Gran Jesus said...

Jajaja, brillante epílogo.

Ni idea de quien documenta lo de la canícula, para mi fuiste tu, todavía lo recuerdo cuando me lo platicaste, que tiempos aquellos...

Te recomiendo escuchar "Only a nothern song" del disuelto George Harrison, himno al desprendimiento de las cargas inútiles, como los derechos de autor de las canciones. Ese señor, entre muchas otras cosas, nos enseñó que se puede ser Budista a medias, y está (medio) chido. :P

Chica con ojos de ayer said...

Preciosa Adriana,

Ingmar Bergman, cuando dirigía El Séptimo sello escribió lo siguiente: «Para una persona con constante miedo a la muerte, es extraordinariamente liberadora (...) Lo que antes era aterrorizador y misterioso, lo que no es de este mundo, no existe. Todo es de este mundo. Todo está dentro de nosotros, ocurre dentro de nosotros y entramos y salimos unos de otros: es así. Y está muy bien»
Ahora a sus 85 años (me parece) acaba de dirigir Saraband, la más extraordinaria carta a "Dios" y al mismo diablo, una carta arrebatadamente poética que te hace ver que no todo en la tierra es amor y odio o vida y muerte.
Por cierto, lo que necesitas (y yo también) es un retiro en la mítica isla del faro en el Már Báltico.Besos y más besos. Ciao.

ceguera marchando said...

Captain: ¿agnóstica? pues sí, quizás, no lo había pensado de ese modo. No tiene nada de malo pensar en mí, lo hago todo el tiempo, también piesnso en los demás todo el tiempo. No he visto el capítulo de Futurama, pero Bender es la neta. Apenas terminé con la segunda temporada y quisiera 5 más.

Jesús: jaja, las cosas inútiles como los derechos de autor. También yo recuerdo aquellos tiempos.

Vi: Me avisas para irnos juntas ¿no? será más divertido acompañadas.
Más Bergman, más Dios y más besos.