O los libros de lo inevitable

Thursday, January 11, 2007

Las expectativas caen..."como pájaros tristes en el calor del día"

Justo ayer veía una película en el once en la cual el protagonista decía algo como: Nunca he tenido problemas con el dinero. El problema es lo que se tiene que hacer para conseguirlo.
Dentro de mis opciones, está la ideal (claro) presentar mi tesis bien, y conseguir una beca para la maestría. Que me mantenga el gobierno (ja...ja...ja)
La menos fea, aunque más tardada: Tocar todas las puertas posibles gastando mucho en impresión.
La trágica: vender mis órganos (¿cuáles? ya ni mis riñones sirven)
En fin, todas las demás . Mientras yo veo los crepúsculos fugarse, hay gente que estudió administración o secretariado bilingüe con computación o ingeniería en sistemas. Los empleos llenan las bolsas de trabajo y yo puedo aspirar a que me reciban como maestra de primaria de inglés o español...
Aún con ello podría pasarme la vida así... debiéndole a todas las compañías que me brindan sus servicios y no comprando libros ...PENSÁNDOLO BIEN NO podría vivir así por mucho tiempo.
Pero es que... a saber, soy una paria, no podría ser más que la lectora de crepúsculos, ni la escritora ni la trabajadora en los crepúsculos. Con cosas como esta:
Terrestre la noche abierta en tantos lagos redondos
(comparten sin saberlo las cosas del cielo)
y ahora también, de pronto,
en esa flor de las afueras,
esa flor hecha casi de aire,
aroma solo y que tal vez no existe
-o es la vocal más honda, ya silencio; es un monarca débil
recorriendo a tientas la quietud de su reino amenazado
-carencias del idioma y erosiones despacio,
escándalo del sueño cuando el pezón despierta en la punta
de la lengua bajo su túnica de pétalo marchito.
Ante las fronteras pernocta el mar y por su piel salada discurren
ciertos signos,
dédalos de algas pardas.
Cosas son de lo oscuro
Gerardo Deniz. "Hueledenoche" en Vocación y desquite (1966)
estoy convencida de haber escogido el camino correcto y sólo por concebir esto, olvidar, por un momento, que no fui secretaria por pensar que podía ser escritora.

4 comments:

El Gran Jesus said...

En efecto, elegiste el camino correcto. El resto del mundo va en sentido contrario, estoy convencido. Ni hablar, a veces los que nos entercamos en hacer lo que nos gusta, lo que queremos, en ser plenos, pues, nos toca nadar contra la corriente. Pero no es nuestra culpa, es como lo que piensa Mafalda de los adultos, aunque aplica a la sociedad humana entera: "Es como cuando llegas tarde a ver una película y ya está empezada, entonces no entiendes nada. A los adultos (sociedad) ya los agarramos empezados":

LaFanfarlo said...

¿Para qué subir a la cima de la 'montaña del éxito'? Algunos, escondidos en rinconcitos del mundo y calentándose entre sí, dicen que, bueno (ya sabes), el verdadero éxito implica un rotundo fracaso (¿?)

Captain Grünch said...

ahhh. esta chingona la pelicula ¿verdad?

Ya sabes que eso del optimismo no se me da; me gustaría decirte que vas a caer en un trabajo chingon y que no te vas a tener que someter a ninguna cirugía para obtener dinero pero pues...

Lo que si te puedo asegurar es que me da gusto cuando escribes un post nuevo. No dejes de escribir.

ceguera marchando said...

Jesús: Pues espero que en algún momento empecemos otra vez ¿no?

Fanfarlo, deja de leer las 4 e del éxito y esas cosas. (besotote)

Y capitán: de hecho me gustó mucho la película, la escena donde baila Bowie es genial. Me acordé de vos cuando la estaba viendo. Fue como asomarme a tu alter ego que habla con acento inglés. ¿Cómo va esa frase del dinero?