O los libros de lo inevitable

Friday, February 24, 2006

Tantos que...



Qué anacronismo, el latín sigue siendo la lengua oficial del vaticano, Latine Locqui corrompit ibsam latinitatem.Que la misma disposición de los elemtos que tiene la pintura de Re,brandt que está en la Haya (La lección de anatomía del doctor Tulp) que está en la Haya aparezca en la foto dónde se retrata el cuerpo del Ché Guevara muerto da cuenta de dos posibilidades: O el fotógrafo lo hizo alevosamente o la diposición de Rembrandt para ensalzar a los curiosos es la más natural ¿por qué sorprende que los militares se agrupen como hormigas ante su más grande logro...? Que no tenga mejores palabras que estas: Como un auto sacramental de Góngora que se volviera costumbrista. Que neptuno surcara Chapultepec, que la ciudad se salve de la destrucción a través de la palabra, que con íntima tristeza reaccionaria (frase de Celorio) acepte que yo y mi nombre no podamos abarcar el hechizo de tiempo, lugar y sabiduría, que simplemente mi cuerpo responde con fiebres que lo vuelven un deshecho aterido, que cada noche se vuelva de nuevo una lucha, que la sangre de los muertos se vuelque sobre mí... que las palabras me sean huecas, que ciertas personas en cierto momento me toquen la mano para confotar los tres kilómetos de manchas bajo los ojos, que un hombre se rasure porque una vez el yo que me reconozco dijo que los bigotes eran cosa de hombres que se aproximan a la stulticia , que de verdad nadie haya leído a Berman con seriedad, que Warhol me siga cagando, que lo conceptual no sea para mi (la mayor parte de las veces) que el pos estructuralismo sólo nos haya dejado el alejamiento de la inmanencia. que la modernidad se viva através de aspectos negativos, que alguien se traume con las películas de Passolini, que Eliseo Alberto haya hecho llorar a mi amor eterno, que me sintiera imbécil al consolar las palabras, que nunca hubiera podido entender la totalidad de caracol beach si no es porque conocí a un tipo en un bar donde los Beatles se tocan como Deep Purple y Deep Purple se toca como los creedence, que ese mismo hombre me haya enseñado que las mujeres se miden a partir de los horizontes que se dibujan en la frente, que hay hombres que piensan que las mujeres histéricas y aprehensivas se pondrán feas, que las mujeres que de pronto no saben si son mujeres se pondrán feas ( algunas ya lo eramos) que una mujer me haga volver a vivir cuando a través de su sonrisa Jimenesca se transfigure mi esencia, que el romanticismo se haya acabado dejando que los artista se sigan creyendo seres dividnos, que las mafias me caguen como me podría cagar que la literatura se prostituya de la manera más barata, que objeten estupideces ante lo que escribo, que tenga tantas ofertas para darme a conocer escribiendo y que no elija ninguna porque soy demasido cobarde, que sea mi nueva adquisición mental el Golem Borgiano, que nadie pueda esperar mis tropiezos nemotécnicos mientras se lo digo, que Mina se haga presente en Jimena y que la vez yo sea Mina y Jimena, que me cague estar sobándole la joroba a una tipa que no remunerará mi vida, que me molesta pensar en una tesis que todavía no estructuro como quisiera, que Deniz esté a un paso de la muerte y que nadie sepa donde hallarlo, que me ponga nervisosa al ver de frente a Quirarte, que sólo piense en que me encanta su piel y me encantaría ver más de ella, que como gran paradoja de la modernidad todo esté hecho para destruisrese, que me doy cuenta que Marx no era lo que pensé por tanto tiempo, que algunas cosas sean tan intangibles que no pueda asirlas, que ya tengo el proyecto para comenzar la maestria más estructurado que el de la licenciatura, que me quiero largar de aquí y no puedo, que EL DESTINO DEL HOMBRE SEA EL HOMBRE, que existan sólo tres posibilidades miméticas para interepetar un texto según mis amados hermenutas, que quiera hacer tantas cosas y no pueda ninguna, que nada me emociona esta mañana, que la fiebre me ha dejado dolor de cabeza desde hace tres días, que nadie sepa lo que tengo, que aún se utilizen las lenguas de vaca atravesadas por alfileres y que éstas cuelguen de un árbol frente a alguna casa, que la gente se dispute bienes amoroso por la necedad estúpida de conseguir lo que se quiere, que una mujer se demuestra que puede cuando es a güevo, que no pude soportar verla de nuevo, que debo transformar el destino en conciencia y no en delimitaciones oníricas que me predispongan a los reencuentros, que sea lo que sea Platón y su Fedro me reivindican, que amo a Goytisolo, que quisiera decirle que el rechazo y abandono de la realidad perseveran como la única razón de ser, que ojalá alguien comprendiera a cabalidad lo que trato de decir, que siento la proifunda mordaza, que sueño con iglesias desconocidas, que por fin atravesé las posibilidades, que mis useños me atormentan, que grito a la otra campaña porque no tienen ideología, que la lea y ella siga tan entrometida en asuntos que no entiende, que me CAGUEN las feministas porque no han descubierto la idea del ser humano que había quedado clara casi desde Da Vinci, que me de cuenta de que las manifestaciones actuales responden a la falta dé épica, que nunca vamos a tener épica en México, que el poeta llegue al conocimiento cuando se reconoce a sí mismo, que no podré volver a mostrar un algo escrito por mi si no es por los post, que después de todo cada post es una catarsis inútil que da vueltas sobre el mismo punto, que no quiero morir sin decirles dos o tres cosas de frente a dos o tres personas, que sé que nadie sabe de retórica, que existen tantas preguntas, que existe tan poco tiempo, que tampoco quiero tener tiempo, que me doy cuenta que después de todo, no tengo ni tiempo, ni palabras, ni nada...sólo fiebre.

3 comments:

El Gran Jesus said...

Como te envidio. Pareciera que no hay absolutamente nada que te pueda hacer perder lucidez. Que mal que no puedas disfrutarla por como te sientes. Ojalá te mejores pronto. Supongo que se relacionan, entender todo debe sentirse mal.

Mina said...

cariño mío: la fiebre es igual a la locura, los sueños, también...pero no es más que la forma de hacernos ver la realidad y tú, mina y yo nos castigamos etérnamente por eso...

ceguera marchando said...

Gracias a ustedes dos, mis queridos únicos lectores. No saben cómo los quiero...