O los libros de lo inevitable

Wednesday, January 18, 2006

Una de las desilusiones capitales: el yo


El príncipe está desolado. Tres terribles verdades le has sido reveladas: la verdad de la vejez, la verdad de la enfermedad, la verdad de la muerte. Sale una cuarta vez. Ve a un hombre casi desnudo, cuyo rostro está lleno de serenidad. Pregunta quién es. Le dicen que es un asceta, un hombre que ha renunciado a todo y ha logrado la beatitud.

Borges. Cuatro. El budismo. En Siete Noches.

2 comments:

cuchonava said...

El desprendimiento debe ser lo mejor que le puede pasar a uno, pero que dificil es...
¿De quien es la foto? está bien chida.

¿Segura que yo tengo algo que decir? Gracias por el enlace.

ceguera marchando said...

Es de Helnwein la foto. Su página está linkeada.

Y de nada..